Publicado el 62 comentarios

Cobayas, cuidados y enfermedades

Quizás el tema referente a las cobayas, cuidados y enfermedades,  sea un poco tedioso pero aunque sea en varios días haced el esfuerzo de leerlo y aprenderlo porque puede ser la diferencia entre que vuestra mascota viva: mejor o peor y mas o menos años.
Cortado de Uñas:
Es muy conveniente cortarle las uñas a un cobaya, así evitaremos que nos arañe o le crezcan tanto que se le retuerzan y lleguen a provocar incluso malformaciones.
Para cortarles adecuadamente las uñas se debe realizar un corte transversal, cuidando no llegar al  vaso sanguíneo que tienen al principio de la uña, es como un hilo rojo, se podrías causar una hemorragia, si se da el caso se le puede presionar sobre la herida con un algodón empapado en agua oxigenada.

PESO DE  TU COBAYA

Las cobayas son animales pequeños y rollizos; de su masa corporal del 7 al 15% es grasa. Generalmente los machos son más grandes y pesados que las hembras. Las cobayas domésticas si no reciben la dieta adecuada engordan muy rápidamente ya que son animales muy dados a la obesidad. Existen alimentos especiales para ellas y no hay que darles lo que tengo en casa,como hidratos de carbono o sobras de comidas, que les cae muy mal.

PESOS SEGÚN EDADES

Cobaya recién nacida: Nacen con un tamaño de 10cm aproximadamente y su peso es de 70-100g. Este peso varía según el número de crías que han nacido, cuantas más nacen menos pesan. En los primeros días después del nacimiento el peso se estaciona, incluso se pueden perder unos gramos; después empiezan a engordar rápidamente a razón de 3 o 4g por día hasta el 13º día después del nacimiento.
13 -17 días: El peso de nacimiento se multiplica y pasan a pesar 140 -200g y miden entre 13 y 15cm.
4 – 8 semanas: Pesan entre 200 – 400g y miden 19 cm.
18 semanas: Pesan 600 – 900g y miden 23 cm. A partir de esta edad crecen más lentamente.
15 meses: El desarrollo físico ha finalizado y la cobaya se considera adulto a esta edad. A los 15 meses se pueden diferenciar los distintos tamaños entre machos y hembras: el macho pesa entre 1000 – 1500g y la hembra entre 800 – 1300g, los dos con 27cm de longitud. Estas tallas nos dicen que pertenecen al grupo de roedores de tamaño medio.
Las cobayas tienen una vida de unos 5 – 8 años, aunque han habido cobayas que han llegado a los 15 años, pero esto es muy inusual. Al envejecer pierden masa corporal.

ENFERMEDADES

En las cobayas la mayoría de enfermedades son producidas por déficit o exceso de alguna determinada vitamina, de ahí que darle un alimento de calidad reconocida y equilibrada evitará un desequilibrio del sistema inmunitario, pudiendo ser aprovechada esta circunstancia por bacterias o por virus.

Enfermedades por hipervitaminósis o avitaminósis:

Escorbuto: La cobaya no es capaz de sintetizar la vitamina C, por lo tanto ha de ingerirla en su dieta. Esta vitamina sintetiza el colágeno (proteína que forma parte de huesos, piel y tendones), así el déficit provoca costras cutáneas, debilidad, caída de dientes, inmovilidad por la fragilidad de los huesos, hemorragias musculares y diarreas. También hace que el aparato respiratorio sea más vulnerable a infecciones bacterianas o virales.
Anemia: Se debe a la falta de vitamina B, responsable de la formación de glóbulos rojos. Por lo tanto si falta esta vitamina el número de glóbulos rojos disminuye. Muchas veces puede ser consecuencia del escorbuto por las hemorragias producidas. Las principales causas son la deficiencia de hierro en la dieta o problemas de absorción del intestino delgado.
Diarrea: Puede deberse a la ingesta de una gran cantidad de vitaminas. Si la cobaya no se recupera pronto en un día puede morir ya que se deshidrata rápidamente.

Enfermedades por parásitos y microorganismos:

Piojos: Son insectos milimétricos que se sitúan mayoritariamente en la zona de los ojos y los oídos. El piojo se alimenta de restos de piel y pelos que arranca con dos pinzas bucales mordedoras, cosa que causa molestias en la cobaya.

Hongos: Aparecen cuando la dieta carece de fibra. Causa la caída del pelo en mechones, rascado, costras en la piel y caspa.

Sarna: Es producida por los ácaros, que son unos arácnidos microscópicos que viven en el interior de la epidermis de la cobaya produciéndole rascados, caída de pelo, caspa, costras en la piel, pérdida del brillo del pelo y carreras rápidas en círculos. Le puede provocar una gran irritación que causa que deje de comer y beber y muera por deshidratación y anorexia.

Alopecia: Es la caída abundante del pelo. Puede ser producida por problemas hormonales, sobretodo en las hembras embarazadas o que han tenido muchos partos consecutivos.

Enfermedades del trato respiratorio:

Resfriado: Puede ser causado por enfriamiento, por virus o por bacterias. Primeramente ataca las vías respiratorias superiores y posteriormente los bronquios y los pulmones, pudiendo dar lugar a una neumonía. La neumonía causa una respiración dificultosa, ojos llorosos, nariz moqueante e inapetencia.

Problemas respiratorios: Debidas a un resfriado o una neumonía. El cobaya no puede respirar bien a causa de la obstrucción de las vías respiratorias superiores. Suelen ser crónicos.

Malformaciones:

Mal de la oclusión dental: Los dientes de la cobaya crecen excesivamente hasta el punto de chocar los superiores con los inferiores impidiéndole alimentarse. Se provoca también un roce indebido de los dientes con la lengua; esto da lugar a llagas. A una cobaya doméstica en esta situación sólo se le tendrían que cortar los dientes periódicamente, pero en estado salvaje moriría ya que le impediría alimentarse.

Ante la aparición de cualquiera de estos síntomas en necesario consultar con un especialista veterinario.