Marchando un gen para el tumor de ese perro

En un estudio preliminar de perros que habían desarrollado naturalmente cáncer, un grupo de investigadores ha desarrollado una forma de enviar un gen específicamente a los tumores de vaso sanguíneo, este gen permite dañar los vasos, impidiendo el flujo de sangre al tumor pero no al tejido que lo rodean. El método de transporte o envío (delivery method) fue tolerado por los perros y en algunos de ellos, el tamaño de los tumores disminuyó o se mantuvo estable. Este estudio provee información valiosa que podrá ayudar al diseño de futuros tratamientos. El estudio dirigido por el “National Cancer Institute NCI” fue publicado en Marzo 30 de 2009, en PLos ONE.

En el estudio, los investigadores evaluaron si un vector bacteriófago o vehículo de entrega, diseñado para encontrar células tumorales de los vasos sanguíneos, podía entregar el gen TNF-alpha a los tumores de vasos sanguíneos  desarrollados naturalmente en perros. Un bacteriófago es un virus que normalmente infecta únicamente bacterias, pero puede ser modificado para que encuentre e infecte células específicas de mamíferos, llamadas células tumorales de los vasos sanguíneos. El gen TNF-alpha dirige la producción de una proteína llamada ‘tumor necrosis factor-alpha (TNF-alpha)’, que estimula al sistema inmune y tiene efectos antitumorales. Por la toxicidad de esta proteína no puede ser administrada directamente al torrente sanguíneo. Se habían realizado anteriormente estudios en ratones e inhibían el crecimiento de los tumores.

El cáncer espontaneo o que ocurre naturalmente, en perros, ofrece muchas ventajas de estudio frente a otros animales como el ratón, ya que el cáncer canino es complejo y comparte muchas características con el humano. El rango de cánceres caninos es similar al que se da en humanos, incluídos próstata y mamas, melanoma, linfoma y algunos tipos óseos. “Debido a las similitudes, su estudio provee información adicional acerca de la seguridad y eficacia de nuevas terapias que pueden ayudar en el diseño de estudios en humanos” según una de las autoras, Anita Tandle, Ph.D. Otra de las autoras dijo que “el enfoque comparativo permite hacernos importantes preguntas específicas acerca de las terapias contra el cancer y evaluar efectos biológicos para un tumor después de ser tratado de maneras que son difíciles o imposibles en tratamientos con personas”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.