Consejos para ir con tu perro a la playa

En verano la playa puede ser un paraíso para nuestro perro, pero antes de aventurarnos debemos planificar el viaje para estar preparados y que sea lo mas placentero posible para nuestro amigo de 4 patas.

Lo primero que debemos comprobar son las restricciones de la playa, no todas permiten la entrada con perros. Aunque en los últimos años ha crecido el numero de playas y establecimientos que permiten la entrada de perros, todavía hay muchos sitios que no disponen de playas que permitan la entrada con mascotas.

Estas son las playas de España que admiten perros

playas_españa_permiten_perros

Antes de salir a la aventura, debemos preparar todo lo necesario para nuestro compañero de viaje, comedero, bebedero, toallas, juguetes, bolsas para recoger excrementos, cartilla sanitaria.

Una vez que hemos llegado a la playa, primero debemos asegurarnos de que la zona es segura, es conveniente mantener al perros atado, sobre todo si es su primera visita a la playa. Cuando estemos seguros de que no existe ningún peligro podremos soltarlo, siempre que este permitido.

No debemos obligar al perro a bañarse, el debe investigar y meterse cuando este preparado, podemos motivarlo con sus juguetes preferidos, o bien bañándonos nosotros primero, para que vea que no hay nada que temer.

Es importante que el perro lleve una placa de identificación para evitar problemas si se desorientara y se perdiera.

Proteger las almohadillas de las patas. La arena puede estar excesivamente caliente, nosotros nos protegemos con chanclas y posiblemente no seamos conscientes de lo molesto que puede ser para nuestra mascota, existen productos para proteger sus almohadillas antes de bajar a la playa.

Dogs compete in the 6th Annual Surf City surf dog contest in Huntington Beach, California September 28, 2014. (Lucy Nicholson/Reuters)
Dogs compete in the 6th Annual Surf City surf dog contest in Huntington Beach, California September 28, 2014. (Lucy Nicholson/Reuters)

Averiguar si al perro le gusta nadar. Si es la primera vez que nuestro perro va a la playa, hay que comenzar en una zona tranquila, las olas pueden asustar al perro, es conveniente que se adapte poco a poco, y de poca profundidad, no a todos los perros les gusta nadar, algunos simplemente disfrutaran jugando en el agua a poca profundidad.

Disponibilidad de un espacio con sombra. Los perros al igual que nosotros, necesitan descansos ocasionales del sol, un perro muy activo puede sobrecalentarse rápidamente en la playa. Una sombrilla o una pequeña tienda de campaña, que también puede protegerlo en caso de viento., pueden ser soluciones practicas para pasar un buen día de  playa.

También existen productos protectores solares, para perros con piel sensible, de pelo corto, o para las zonas donde no tienen pelo que les proteja la piel, nariz, vientre, orejas, los perros de pelaje claro necesitan especialmente protección solar.

Consulte a su veterinario, el le recomendara el producto adecuado para su perro.

Evitar problemas de deshidratación.  una buena cantidad de agua fresca y un recipiente para que pueda beber cómodamente. Teniendo agua fresca a su disposición también evitaremos que beba agua salada, que puede ser perjudicial.

Ducha de enjuague. Un buen baño con agua dulce para quitar los restos de arena y de sal, esto le ayudara a proteger la piel y el pelo. Hay que prestar atención a las orejas, revisar que no tengan restos de arena o agua.

Recuerda que una playa es un espacio publico y de mas esta decir que hay que recoger los excrementos, nadie quiere encontrarse con una sorpresa cuando va caminando descalzo por la arena.

Durante tu estancia en la playa no pierdas de vista a tu perro, son muchas las distracciones y podría perderse, mantente atento y vigilandolo.

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.