24 horas en la vida de un gato

Un gato puede pasar cerca de 16 horas al día durmiendo o en estado de somnolencia. Aunque son animales nocturnos su domesticación ha hecho que también duerman por la noche, pero se activan al caer el día. ¿Quién no ha visto esos ataques de locura al anochecer cuando empiezan las carreras, equilibrios por las estanterías y  jugar con ínfimas partículas de polvo? De hecho la vista del  gato está diseñada para la noche, su gran diámetro pupilar y un predominio de células sensibles a la luz denominadas “bastones” hacen que  capten el menor atisbo de claridad y se puedan desenvolver perfectamente, por el contrario un menor número de “conos” o células fotosensibles a los colores hacen que tengan una visión dicromática: ven en una gama de tonos verdes y azules y no diferencian los  matices.

Sus otros sentidos como el olfato o el gusto explican particularidades en relación con su régimen de comidas.  El gato puede detectar los cuatro sabores básicos, aunque posee 19 veces menos de papilas gustativas que nosotros; en cambio, el olfato va a jugar un papel muy importante: 67 millones de sensores olfativos, frente a los 20 millones que poseemos los humanos, explican porqué la atracción por la comida va a depender de su aroma. Al contrario de lo que muchos creen no tienen un especial interés por el dulce. Son carnívoros estrictos y su dieta a diferencia del perro debe tener mayor porcentaje de proteína (por su mayor metabolismo) y de otros compuestos como taurina, retinol, ácido araquidónico que son vitales para ellos pero son incapaces de sintetizarlos, por lo que deben adquirirlos. Otra peculiaridad es que son “mordisqueadores” natos,  harán entre 10 y 16 comidas al día de 2 a 3 minutos; esto quizá se deba a que durante milenios no han podido “disfrutar” tranquilamente de la comida porque podían haber sido atacados por algún depredador o sufrir algún hurto por algún congénere.  Los gatos son más selectos que los perros, tienden a rechazar más fácilmente alimentos en mal estado. De hecho desarrollan “neofobias” o rechazo al alimento nuevo o en ambientes nuevos; esto explica por qué un gato puede morir de inanición teniendo a su disposición un alimento equilibrado con el que no esté familiarizado, por  lo que los cambios de pienso deben ser siempre graduales .La anorexia en gatos puede derivar en problemas muy graves para su salud (lipidosis, enfermedad hepática, trastornos gastrointestinales…).

Entre el 8 al 10% del tiempo diario restante lo dedican a acicalarse, siendo esta práctica todo un ritual. Los fines de esta tarea son de limpieza, termorregulación, y de sociabilización (sobre todo lamen a congéneres de rango jerárquico superior: que te lama tu gato es un gran cumplido). Además disminuyen una  posible carga ectoparasitaria (por lo que a veces pueden padecer infestaciones por pulgas pero no las vemos porque al acicalarse son ingeridas). Por último  estimulan la liberación de endorfinas que son neurotransmisores que provocan bienestar y minimizan el estrés.

Esta higiene propia la llevan al extremo. Todos sabemos lo limpios que son los gatos en cuanto a la conducta de eliminación. El gato sabe que tiene que ir a la arena y que debe tapar sus excrementos a partir de la cuarta semana de vida, pero no es un comportamiento que aprenda de la madre. Algunos autores piensan que se debe a una memoria histórica, porque sus antecesores lo hacían en el desierto para cubrir el olor de sus deposiciones y así no ser descubiertos por depredadores.  Sea como fuere, las literas para los gatos debe estar en lugares recogidos proporcionándoles intimidad (no en zonas de paso) y la arena o substrato debe mantenerse limpia y les debe de gustar cumpliendo dos características básicas: tacto agradable y ausencia de sustancias aromáticas fuertes.  Toda eliminación en sitios no destinados a tal efecto debería ser estudiada, tal vez se podría tratar de alguna manía, pero hay patologías que pueden estar ocultándose detrás.

El resto de la agenda diaria que no ocupan estas actividades lo disfrutan con nosotros (y nosotros con ellos). Conociéndolos un poco más nos damos cuenta de que los gatos son seres únicos y entendiendo sus particularidades podremos satisfacer mejor sus necesidades para hacer de ellos mascotas sanas y felices.

BIBLIOGRAFÍA

Manteca Vilanova, X. “Etología Clínica Veterinaria del perro y del gato”, Ed. Multimédica, 2003

Barlerin L., Vaissaire “El libro de los gatos de raza”, Aniwa Publishing,  Royal Canin, 2003.

Paragon B.M, Vaissaire J.P, “ Enciclopedia del Gato , Aniwa Publishing, Royal Canin,  2004

IMAGEN

Viamoi en Flickr

9 respuesta a “24 horas en la vida de un gato”

  1. Hola Cantal! soy Pili
    oye una pregunta:
    tengo un siamés «adoptado» jajaja desde octubre está conmigo,
    tiene cuatro años, y todo maravilloso! es fantástico!
    pero desde hace un par de semanas no puede venir nadie a casa,
    porque al rato de estar con más gente se pone como loco, super agresivo, a maullar super grave,
    y ataca incluso!! jajaja a los tobillos!
    es normal?? o le pasará algo?
    porque al principio sólo le bufaba a un amigo, que venía «más a menudo»,
    pero con el resto de gente lo llevaba bien, tímido pero bien.
    Pedazo de rollo que te he metido, jajajajajajaja
    ya me dirás algo chiquilla!
    Muchas gracias!

    1. Hola Pili,
      aunque los gatos no son animales asociales, como se ha pensado mucho tiempo, sí que son muy territoriales, y pueden sentirse amenazados cuando alguien extraño invade su territorio. No creo que sea un problema patológico, sino de comportamiento territorial. Si las personas que llegan a casa tienen mascotas, tu gato puede percibir también esos olores, lo cual le pondrá aun más nervioso.
      Deberías presentar poco a poco esas personas a tu gato, de manera que con el tiempo se dé cuenta de que no suponen ninguna amenaza.
      Algunos veterinarios usan feromonas en spray que rocían en sus manos antes de manejar gatos asustadizos o agresivos. Tamién sería cuestión de probarlas.
      No sé si tu gato está o no esterilizado. Es otra medida a tener en cuenta si el problema no se resuelve.
      Espero haberte sido de ayuda.
      Un saludo.

      1. Muchas gracias por responder chiquilla!
        mmmmm era más o menos lo que yo pensaba,
        pero lo raro es que el otro día, le pasó con mi hermana, a la que ya conoce bastante,
        y de repente, yo creo que porque mi hermana no quiso jugar con él,
        (es un poco reacia a los animales) se enfadó, y se le puso a bufar y maullar super grave,
        y se le lanzaba alas piernas…y mi hermana acojonaíta!
        suuuuuuuuuuuuper enfadado! jajajajajajajaja
        puede ser eso? que fue porque no le hacía caso??
        no sé, la verdad es que está un poco loco! como yo! jajaja
        y es muy bruto jugando! como yo también! jajaja

        voy a ir observando cómo se comporta con la gente a ver,
        el otro día vino gente nueva a casa y todo bien, se quedaron poco rato,
        a lo mejor es eso también, que no quiere que se quede nadie en SU casa.

        Bueno ya te contaré si veo que va a más!
        Muchas gracias por todo!
        un abrazo gordo!!!!!

  2. Hola Cantal! soy Pili
    oye una pregunta:
    tengo un siamés «adoptado» jajaja desde octubre está conmigo,
    tiene cuatro años, y todo maravilloso! es fantástico!
    pero desde hace un par de semanas no puede venir nadie a casa,
    porque al rato de estar con más gente se pone como loco, super agresivo, a maullar super grave,
    y ataca incluso!! jajaja a los tobillos!
    es normal?? o le pasará algo?
    porque al principio sólo le bufaba a un amigo, que venía «más a menudo»,
    pero con el resto de gente lo llevaba bien, tímido pero bien.
    Pedazo de rollo que te he metido, jajajajajajaja
    ya me dirás algo chiquilla!
    Muchas gracias!

  3. Hola Pili,
    aunque los gatos no son animales asociales, como se ha pensado mucho tiempo, sí que son muy territoriales, y pueden sentirse amenazados cuando alguien extraño invade su territorio. No creo que sea un problema patológico, sino de comportamiento territorial. Si las personas que llegan a casa tienen mascotas, tu gato puede percibir también esos olores, lo cual le pondrá aun más nervioso.
    Deberías presentar poco a poco esas personas a tu gato, de manera que con el tiempo se dé cuenta de que no suponen ninguna amenaza.
    Algunos veterinarios usan feromonas en spray que rocían en sus manos antes de manejar gatos asustadizos o agresivos. Tamién sería cuestión de probarlas.
    No sé si tu gato está o no esterilizado. Es otra medida a tener en cuenta si el problema no se resuelve.
    Espero haberte sido de ayuda.
    Un saludo.

  4. Muchas gracias por responder chiquilla!
    mmmmm era más o menos lo que yo pensaba,
    pero lo raro es que el otro día, le pasó con mi hermana, a la que ya conoce bastante,
    y de repente, yo creo que porque mi hermana no quiso jugar con él,
    (es un poco reacia a los animales) se enfadó, y se le puso a bufar y maullar super grave,
    y se le lanzaba alas piernas…y mi hermana acojonaíta!
    suuuuuuuuuuuuper enfadado! jajajajajajajaja
    puede ser eso? que fue porque no le hacía caso??
    no sé, la verdad es que está un poco loco! como yo! jajaja
    y es muy bruto jugando! como yo también! jajaja

    voy a ir observando cómo se comporta con la gente a ver,
    el otro día vino gente nueva a casa y todo bien, se quedaron poco rato,
    a lo mejor es eso también, que no quiere que se quede nadie en SU casa.

    Bueno ya te contaré si veo que va a más!
    Muchas gracias por todo!
    un abrazo gordo!!!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.