Perros y niños. ¿Una oportunidad para la prevención de enfermedades crónicas?

Introducción:
Ha sido suficientemente documentado el beneficio que las mascotas aportan a la salud del adulto, sin embargo, existe poca evidencia científica sobre la aportación que la convivencia con un perro tiene para la salud infantil.
Se investiga en este estudio como afecta tanto al mantenimiento de un peso saludable como a la salud mental.
Métodos:
Este estudió se realizó sobre una muestra de niños mayores a 18 meses en el entorno de atención pediátrica primaria.
Se estudiaron 643 niños con edad promedio de 6.7 años. 96% de ellos eran blancos y el 46% niñas. De todos estos el 58% tenían perro en casa. Previo a la visita de revisión anual, los padres de los niños entre 4 y 10 años, completaron un test en pantalla utilizando una tablet que medía parámetros como indice de masa corporal, actividad física, tiempo frente a la pantalla, salud mental y otras cuestiones relacionadas con mascotas.
Resultados: 
No hubo diferencias significativas entre los niños con o sin perro en aspectos como indice de masa corporal, actividad física y tiempo en pantalla.Sin embargo, si existe un valor diferenciado que es un menor transtorno de ansiedad entre los que tienen perro 12% frente a los que no lo tiene 21%. Sobre la puntuación de nivel 5 de ansiedad por temor la incidencia fué de 1,13 entre los niños con perro frente a 1,40 de entre los niños sin perro. Y esa relación se mantuvo en otros controles con varias variables.
 BlogBicho
Conclusión: 
Tener un perro como mascota en el hogar se asoció a una disminución en la probabilidad de ansiedad infantil. Habrá que determinar mediante futuros estudios si estas conclusiones son casuales y como utilizar a los perros para disminuir la ansiedad infantil.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *